EMT. Tratamiento de adicciones

Consulta Velázquez pone a tu disposición la Estimulación Magnética Transcraneal como tratamiento de adicciones

Consulta Velázquez pone a tu disposición la Estimulación Magnética Transcraneal como tratamiento de adicciones

Consúltanos

¿Cómo se tratan las adicciones con la EMT?

Después de realizar una valoración de tu caso particular, te propondremos un plan de tratamiento con EMT. En principio, las sesiones para el tratamiento de adicciones son:

10 ses/1ª sem, 2 ses/sem durante el resto del tratamiento*

* 2 sesiones al día de lunes a viernes la primera semana y 2 sesiones semanales aplicadas en un solo día durante las 11 semanas siguientes

12 semanas

12 minutos/sesión

El precio total del tratamiento, correspondiente a 32 sesiones, es de 3840 euros.
Ponemos a tu disposición financiación de 10 meses sin intereses.

Unidad de EMT en Clínica Velázquez

La Unidad de Estimulación Magnética Transcraneal de Consulta Velázquez está dirigida por el Dr. Jaime Adán, psiquiatra formado en esta técnica en la prestigiosa Universidad de Duke (EEUU) y miembro de la Clinical TMS Society.

Preguntas frecuentes sobre la EMT

La EMT, conocida también como Estimulación Magnética Transcraneal Repetitiva (EMTr), consiste en la modulación de la actividad de circuitos neuronales mediante la aplicación de pulsos electromagnéticos sobre la corteza cerebral.

El diagnóstico, la indicación del tratamiento y la primera sesión se llevarán a cabo por un médico especialista. El resto de las sesiones las realizará un miembro del equipo debidamente cualificado bajo la supervisión del especialista responsable.

Los candidatos a la EMT son pacientes adultos diagnosticados de Depresión, Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) y Ansiedad asociada a Depresión que no han respondido al tratamiento habitual, que incluye:

– Medicación antidepresiva (ya sea por falta de efectividad o porque no han tolerado los efectos secundarios)
– Psicoterapia

También está indicada en aquellos pacientes que por cualquier motivo prefieran no tomar medicación antidepresiva. En muchos casos, se utilizará la EMT en combinación con tratamiento farmacológico.

Por otra parte, la EMT también está indicada en personas que sufren de alguna adicción. Ha demostrado especial efectividad a la hora de reducir el deseo de consumo (craving) de psicoestimulantes y la hora de reducir el riesgo de abandonar el tratamiento. En general, se recomienda utilizar la EMT como un complemento de la terapia psicológica (preferiblemente grupal) y no como tratamiento único.

En determinadas ocasiones, la EMT podrá utilizarse para tratar otras patologías que no hayan respondido a los tratamientos convencionales (indicación off-label). En estos casos, las recomendaciones de tratamiento se basarán en las diferentes guías clínicas y publicaciones científicas que hayan demostrado la efectividad y seguridad de los protocolos específicos.

La EMT deberá ser siempre prescrita por un médico. La indicación se basará en la historia clínica (antecedentes personales y familiares, exploración clínica, duración del cuadro, respuesta a tratamientos previos) y en las preferencias del paciente.

Cada sesión de EMT tendrá una duración aproximada de 20 minutos. La mayoría de protocolos recomiendan una sesión diaria, 5 días por semana (de lunes a viernes) durante un total de 4-6 semanas.

Sin embargo, a día de hoy, es posible recurrir a protocolos acelerados en base a los cuales se administra más de una sesión al día, lo que permite acortar el tiempo total de tratamiento.

Durante la aplicación de la terapia EMT, el paciente permanecerá cómodamente recostado en una butaca. Por motivos de seguridad, deberá desprenderse de todo objeto susceptible de verse afectado por la estimulación electromagnética (especialmente la joyería metálica).

Durante la primera sesión, se realizarán una serie de medidas para identificar la dosis necesaria y localizar el punto exacto en el que deberá aplicarse la estimulación. Por este motivo, la primera sesión suele ser un poco más larga.

Periódicamente, se revisarán algunas de estas medidas, ya que pueden variar en función de los cambios de medicación y de otras variables, como el sueño y consumo de cafeína.

En cada sesión se colocará la bobina de tratamiento sobre un área específica del cuero cabelludo. En el momento de administrar los pulsos de estimulación magnética se escuchará un ruido similar a un chasquido y percibirá una leve sensación en la zona de la cabeza sobre la que se aplica el tratamiento.

Sobre los efectos secundarios de la EMT, cabe destacar que se trata de un procedimiento médico extraordinariamente seguro. En algunas ocasiones puede provocar un leve dolor de cabeza o una tenue sensación de náuseas, pero el paciente es capaz de retomar sus actividades habituales de forma inmediata.

Otros efectos secundarios son extremadamente infrecuentes. En cualquier caso, le recomendamos que nos comente cualquier molestia que experimente a raíz del tratamiento. A diferencia de la medicación antidepresiva, no provoca cambios en el peso, no provoca efectos secundarios sexuales, sedación o sequedad de boca.

EMT, Terapia de Adicciones

La EMT está contraindicada en pacientes que tienen algún fragmento de metal o implante metálico intracraneal y en personas con algún dispositivo médico electrónico implantado (marcapasos, etc.).

Las contraindicaciones de la EMT incluyen los tatuajes faciales realizados con tinta metálica o sensible al campo electromagnético. La EMT deberá aplicarse con especial precaución en pacientes con antecedentes de epilepsia.

Pueden ayudarte