Dependencia Emocional

Inés Bárcenas Taland
Closeup of alcoholic man sitting on the floor with a bottle in his hand, broke up with his girlfriend, typing message on smartphone at night. Alcohol abuse, depression, addiction, hangover concept

Las relaciones personales (de pareja, amistades, laborales, etc.) son necesarias y son esenciales para nuestro bienestar. Es normal buscar apoyo emocional y ayuda en nuestros seres queridos en momentos determinados.

  • La dependencia es un fenómeno humano sano y natural, pero cuando se exacerba se vuelve patológico.
  • La dependencia emocional se produce cuando nuestro bienestar emocional recae en exceso en otra persona y convertimos al otro en nuestro salvador emocional.
  • Sobre todo, es peligroso cuando la persona se aferra a una relación tóxica o de maltrato (físico o psicológico).

 

¿Cómo detectar la dependencia emocional?

NO debemos confundir los sentimientos de dependencia con sentimientos de amor o atracción. Las personas con dependencia emocional suelen mostrar:

1. Dificultad para gestionar sus emociones.
2. Miedo a la separación y miedo al abandono.
3. Asimetría de roles: cuidador-cuidado.
4. Anteponen las necesidades del otro.
5. Dejan de lado otras relaciones o actividades que eran importantes para ellos.
6. Buscan la aprobación de la persona.
7. Complacientes y evitan los conflictos
8. Idealizan a la otra persona: no ven sus defectos

 

Causas de la dependencia afectiva:

1. Baja autoestima.
2. Apego ansioso: un estilo relacional que se caracteriza por la preocupación de que el otro desaparezca y que se deriva de deficiencias afectivas en la infancia. Experiencias en la infancia en las que los padres estaban disponibles solo a veces y en las que no han sabido leer o priorizar las necesidades emocionales del niño. De adultos tienen mucho miedo a que la relación se acabe, necesitan mucha intimidad y conexión y se preocupan en exceso de sí su pareja los quiere.
3. Los mitos del amor romántico: «sin ti no soy nada», “la media naranja”, “El mito de la salvación y del príncipe azul”, “el amor todo lo cambia”.
4. El efecto ascensor: adicción en las relaciones.

Oxitocina y relaciones románticas vulnerables

 

«La oxitocina podría promover la atención y la motivación hacia la relación cuando hay una amenaza. Esto provoca que el otro nos guste más y, de este modo, hagamos un sobre esfuerzo por mantener la relación a flote”.

En un estudio realizado por investigadores de la Universidad Noruega se concluye que esta popular hormona no solo se segrega cuando nos enamoramos, cuando se va a dar a luz o hay que amamantar a los recién nacidos. También aparece cuando hay una situación de crisis en la pareja y podría influir en las continuas idas y venidas de muchas relaciones tóxicas.

Puedes leer más en el siguiente artículo:

https://www.researchgate.net/publication/314227000_Oxytocin_and_vulnerable_romantic_relationships

 

¿Cómo superar la dependencia tóxica?

La dependencia emocional no es algo irreversible, es decir, podemos aprender nuevos patrones relacionales que nos permitan vincularnos de forma sana:
1. Reconocer y aceptar el problema.
2. Identifica las necesidades insatisfechas que buscas nutrir a través del otro.
3. Comprende de dónde proceden esas necesidades: bucea en tus heridas relacionales del pasado (necesidad de ser querido, reconocido, aceptado).
4. Busca la congruencia y baja a esa persona del pedestal: si identificas que la relación es tóxica atrévete a poner límites.
5. Priorízate a ti y a tus necesidades.

 

Quizás también te interese leer sobre tratamiento de adicciones