El aspecto existencial de las crisis de angustia

El aspecto existencial de las crisis de angustia: Perspectivas de psicólogos en Madrid

Si has llegado hasta aquí puede que tú o algún ser querido hayáis experimentado una crisis de angustia (generalmente también llamadas crisis de ansiedad o ataques de pánico). Típicamente, se trata de episodios de duración limitada durante los cuales experimentamos una fuerte presión en el pecho, la sensación de que algo terrible nos va a suceder inmediatamente (normalmente temor a un infarto o miedo a perder la cabeza), una sensación de falta de aire, la necesidad de salir de donde estamos, de ver el cielo, de abrir las ventanas… Evitamos entonces lugares en los que hay muchas personas, o de los que es difícil salir rápidamente (el metro, centros comerciales, restaurantes, lugares abarrotados, etc.). No es extraño evitar también el hecho de conducir en autopista, especialmente cuando aparece la sensación de que no puedo parar y salir inmediatamente (en cuidad no tengo tanto problema, ya que puedo parar y salir del coche en cualquier momento). 

En las últimas décadas, con el desarrollo de la psicofarmacología y la efectividad de los tratamiento farmacológicos, estos episodios parecen identificarse en la cultura popular con algún déficit de neurotransmisores o con algún problema meramente cerebral que la medicación será susceptible de resolver en breve. Sin embargo, la medicación no siempre es eficaz y, cuando lo es, hay un alto riesgo de que los síntomas reaparezcan tras su suspensión.

Por qué sufrimos de crisis de angustia

La cuestión está en comprender por qué aparecen estos cuadros y entender qué sentido juegan en nuestras vidas. Comprendemos así que las crisis de angustia no son meramente enfermedades que recaen sobre nuestros cerebros (de ser así, la medicación sería la solución principal), sino consecuencia de un estado existencial. Surge así la posibilidad de intervención psicoterapéutica, destinada a comprender la naturaleza de esas circunstancias de forma que podamos modificarlas o adaptarnos mejor a las mismas. En este sentido, es muy habitual que quien padece crisis de angustia no sea plenamente consciente de por qué le suceden (en otras palabras, no termina de comprender las circunstancias en las que se encuentra). De hecho, es muy habitual que los pacientes que nos visitan por este motivo insistan en que no hay motivo para que aparezcan (con el paso del tiempo suelen aprender que sí suele haber un motivo, aunque con frecuencia no esté en primer plano).

Cada uno de nosotros habita un espacio existencial, en el que se desenvuelve nuestra vida, nuestra acción. En general, podemos decir que no somos lo que decimos, no somos lo que pensamos, sino que somos lo que hacemos. Toda acción, todo lo que hacemos, transcurre en un espacio. El espacio en el que se desenvuelven las acciones que me definen es mi vida, mi espacio existencial. Para el común de los mortales este especio suele estar definido por una serie de pilares, como son la familia, la pareja, los amigos, el trabajo y las aficiones. Generalmente, todo lo que hacemos pivota en torno a estos pilares. Aunque no suelo pararme a pensarlo de forma explícita, soy siempre consciente de cómo me encuentro en este espacio. 

Al analizar la pregunta ‘¿cómo te encuentras?’ nos percatamos de que todo se encuentra en un espacio. Cuando alguien me hace esa pregunta en términos amplios y genéricos, el espacio al que hace referencia de forma implícita es el espacio existencial que es mi vida. 

Al considerar el concepto de angustia, sabemos que deriva etimológicamente de ‘angosto’, estrecho, opresivo. Entendemos pues que la angustia existencial deriva del hecho de habitar un espacio existencial en el que estoy incómodo, a disgusto, y del que no puedo salir con facilidad (un clásico ejemplo es el de una mujer sometida a una relación de maltrato, de la que siente no poder escapar por miedo a las represalias y por dependencia económica). El hecho de tener mucho encima, una alta carga de trabajo o problemas en diferentes esferas, me puede llevar a habitar un espacio en el que me siento oprimido y atrapado. No es extraño pues que quien experimenta una crisis de angustia siente que no puede respirar, que no tiene aire, siente una fuerte presión sobre el pecho y con frecuencia necesita ‘escapar’, abrir ventanas, ver el cielo y salir de donde está. Asimismo, al entrar en espacios abarrotados o estrechos (como bares y restaurantes) necesitan tener la salida a la vista, lo que les permite saber que pueden escapar en cualquier momento. Asimismo, el hecho de entrar en cualquier espacio del que no hay salida fácil (como el metro, un avión, un ascensor o incluso el coche cuando estoy en autopista) tiende a ampliar la sensación de atrapamiento y puede llegar a hacer que la situación se me haga insostenible, desencadenando una crisis de angustia. 

Se dan con frecuencia el hecho de que la carga que experimento en mi espacio existencial no deriva de un único problema, grande y visible a simple vista. Con frecuencia no existe tal problema, sino un cúmulo de pequeñas cosas, ninguna de las cuales podría justificar por sí misma mi malestar. Sin embargo, el cómputo global, la suma de todos los pequeños problemas, puede suponer una gran carga que me haga sentir atrapado en un espacio existencial estrecho y opresivo. Es por este motivo que multitud de pacientes acuden a consulta alegando que no hay ningún problema que justifique su malestar. Sin embargo, al analizar las circunstancias en su conjunto podemos advertir la enorme carga que puede suponer un cúmulo de pequeños factores. 

Intervención psicoterapéutica y crisis de angustia

Así, al ser consciente del origen y la naturaleza de mi malestar, aumenta mi capacidad para hacer frente a éste. Si bien el tratamiento farmacológico puede representar una ayuda extraordinaria en el manejo de estos cuadros, se limita al abordaje sintomático sin abordar el problema nuclear. La intervención psicoterapéutica, por el contrario, aborda el meollo del problema y permite articular un cambio real en mis circunstancias, de forma que me permita habitarlas mejor, con más espacio y más cómodamente. En este sentido, el tratamiento farmacológico supone un abordaje muy útil en el corto plazo. La psicoterapia, por otra parte, puede tardar más tiempo en hacer efecto, pero es de vital importancia de cara a al pronóstico a medio y largo plazo. En la práctica, el abordaje combinado tiende a ser la elección más recomendable. 


Los hijos ante la separación ¿Cómo les ayudamos a afrontarlo?

Los hijos ante la separación en Madrid: Consejos de psicólogos para ayudarles a afrontarlo

Se acerca el final del verano y, con ello, la época del año en la que las separaciones matrimoniales alcanzan su cenit (los abogados matrimonialistas lo saben bien…). Sabemos que las largas horas de convivencia durante las vacaciones pueden convertirse en la puntilla para una pareja que no atraviesa su mejor momento. 

La ruptura de una pareja con hijos suele ser un acontecimiento traumático. Los niños suelen ser los implicados más vulnerables y es por eso que muchas parejas evitan tomar la decisión durante largos periodos de tiempo. Sin embargo, la separación no tiene por qué suponer un trauma irreversible para nuestros hijos. De hecho, convivir en un entorno con elevada tensión en el que los padres no se manifiestan amor puede ser para los más jóvenes una importante fuente de sufrimiento.

Los niños pueden sentir una extraña mezcla de confusión, tristeza, rabia y miedo ante la perspectiva de una ruptura en su estructura familiar. Aún así, si la situación se hace insostenible y los padres optan por la separación como la alternativa menos mala, debemos saber que los niños tienen una gran capacidad de adaptación y pueden hacer frente a la separación sin demasiadas dificultades si sabemos ayudarles y hacemos las cosas bien. 

Ofrecemos aquí una serie de consejos para aquellas parejas con hijos que se plantean la separación y temen el impacto que esto pueda suponer para sus hijos.

Estableced una comunicación clara y abierta

El primer paso para no complicar las cosas es mantener una comunicación abierta con los niños. Es fundamental hablarles acerca de lo que implica la separación de una manera que puedan entender, considerando siempre su edad y nivel de madurez.

Es vital ser honesto, pero teniendo siempre en cuenta los sentimientos y la comprensión del niño. Explica que no estaréis juntos como pareja, pero evita entrar en detalles dolorosos y, sobre todo, culpar a la otra parte. Asegúrate de que los niños saben que ambos pares los queréis y que seguirán siendo una parte fundamental de vuestras vidas. 

A este respecto, es fundamental recordar que aunque haya conflicto entre vosotros, ambos progenitores seguiréis siendo una parte fundamental en la vida de vuestros hijos. Por este motivo es fundamental que os respetéis y os cuidéis mutuamente, ya que vuestro amor hacia vuestros hijos implica que cuidéis lo que es importante para ellos (y ambos lo sois).

Cuidad la rutina y la estabilidad (en la medida de lo posible)

A los niños les viene bien la estabilidad y rutina. Aunque es probable que se produzcan cambios significativos en su vida diaria, es importante mantener una serie rutinas.

Horarios consistentes: horarios de comida, tareas escolares y horas de sueño.

Ambiente familiar acogedor: Si hay una custodia compartida, los niños deben sentirse cómodos y seguros en ambas casas.

Apoyo Psicológico y Emocional

SI hacemos las cosas con amor y con cuidado, lo más probable es que los niños no necesiten mucho más apoyo. Sin embargo, en ocasiones puede resultar útil un apoyo profesional si padres o hijos encontráis dificultades para afrontar lo que está sucediendo. Una opción pueden ser la terapia familiar, que no tiene como objetivo último mantener la familia unida a toda costa, sino facilitar la comunicación entre las distintas partes para resolver conflictos y avanzar juntos como un equipo (aunque sea hacia la separación). La terapia individual o los grupos de apoyo también pueden resultar de gran utilidad. 

Evitad el conflicto abierto frente a los niños

El conflicto es inevitable (la pareja buena no es aquella que no tiene conflictos, sino aquella que sabe resolverlos desde el respeto y el cuidado mutuo). En el caso de una separación, es fundamental que los niños no se sientan atrapados en el medio de conflictos paternos.

Las discusiones adultas, especialmente las relacionadas con temas sensibles, deben mantenerse alejadas de los niños.

Asimismo, es fundamental no utilizar a los niños como mensajeros, pues habitualmente les generará gran confusión y sentimientos de culpa. La comunicación debe mantenerse directamente entre adultos, sin involucrar a los niños.

Adaptación a la Nueva Realidad

El cambio en la estructura familiar probablemente no les va a hacer gracia. Sin embargo, la vida está llena de situaciones difíciles que se nos imponen y debemos acompañar a nuestros hijos durante estos procesos (en la mayoría de los casos no es conveniente ocultarles la dureza de la realidad, sino ayudarles a comprenderla y hacerle frente). Aunque hay un cambio en la estructura familiar, la vida sigue adelante y todos tenéis muchas papeletas para ser felices si hacéis las cosas con cuidado.  

Será conveniente establecer nuevas rutinas y tradiciones familiares. Esto puede incluir noches de juegos, salidas al parque o cualquier otra actividad que fomente la vida familiar y con la que los niños disfruten.

Por otra parte, es de gran utilidad fomentar el apoyo mutuo entre los hermanos. Si hay más de un hijo, el vínculo entre hermanos puede ser una importante fuente de apoyo y de consuelo.

Marcad claramente los límites y ajustad las expectativas

Incluso en tiempos revueltos, es fundamental mantener reglas y límites consistentes, especialmente si van a vivir en dos casas diferentes. Por el bien de los niños, es conveniente que sigáis actuando como un único pilar de autoridad (lo cual exige un cierto grado de comunicación). Así, ambos padres deben estar en la misma página en cuanto a reglas y consecuencias. Esto evitará que los niños fomenten las tensiones entre los padres.

En definitiva, afrontar una separación puede suponer un desafío considerable. Sin embargo, si los padres saben respetarse mutuamente y logran tener en cuenta que ambos son fundamentales para el desarrollo de sus hijos, la separación puede llevadera para ellos y no suponer un grave trauma. Con un poco de empatía, una comunicación abierta y una buena dosis de apoyo, es posible atravesar este proceso sin grandes dificultades.

La separación representa un nuevo comienzo para todos. Sin embargo, no ha debe suponer un grave trauma para nuestros hijos y debemos recordar que, haciendo las cosas bien, hay por delante felicidad para todos. En medio del dolor y el cambio que la vida en ocasiones nos impone, la aceptación, la comunicación y el cuidado mutuo son ingredientes fundamentales para atravesar la tormenta con éxito.

Pueden ayudarte


La Estimulación Magnética Transcraneal en el Tratamiento de la Fibromialgia: Beneficios y Perspectivas

Beneficios de la Estimulación Magnética Transcraneal en Madrid para la Fibromialgia: Perspectivas de psiquiatras

La fibromialgia, una enfermedad crónica que afecta a millones de personas en todo el mundo, es conocida por sus síntomas debilitantes, entre los que se incluyen el dolor generalizado, la fatiga incapacitante y los síntomas cognitivos. A pesar de los avances en la comprensión de esta patología, carecemos de alternativas terapéuticas realmente efectivas. Sin embargo, una modalidad terapéutica emergente, la Estimulación Magnética Transcraneal (EMT), está ganando reconocimiento como una opción de tratamiento prometedora para esta patología. La EMT utiliza campos magnéticos para estimular las células nerviosas en el cerebro al promover, entre otros, cambios en las áreas que controlan el dolor y la función cognitiva. A medida que se continúen acumulando pruebas de su eficacia, es previsible que la EMT se convierta en una herramienta de primera línea en el arsenal terapéutico contra la fibromialgia.

¿Es la EMT eficaz en el tratamiento de la fibromialgia?

Los resultados obtenidos en numerosos estudios indican que la EMT es efectiva para aliviar el dolor crónico en pacientes con fibromialgia. Diferentes estudios publicados hasta la fecha han demostrado que la mayoría de los pacientes experimentaron una reducción significativa del dolor y una mejoría en calidad de vida después de la terapia, aunque no lograron mejorar los síntomas depresivos que con frecuencia se asocian a esta patología. 

Las técnicas neuroimagen muestran cómo la EMT puede modular las conexiones cerebrales asociadas con el dolor, especialmente a través de la estimulación de la corteza motora primaria. Diferentes estudios de investigación muestran que las áreas del cerebro responsables del procesamiento del dolor presentan una mayor conectividad después de la EMT, sugiriendo que la terapia puede reorganizar estas redes neuronales para disminuir la sensación de dolor.

Beneficios de la EMT en el tratamiento de la fibromialgia

La Estimulación Magnética Transcraneal presenta beneficios significativos en el tratamiento de la fibromialgia. En primer lugar, es un procedimiento no invasivo y generalmente bien tolerado. A diferencia de los medicamentos para el dolor, no tiene efectos secundarios sistémicos, como mareo, somnolencia, sequedad de boca, estreñimiento o interacciones con otros medicamentos. Además, puede proporcionar alivio incluso cuando los tratamientos convencionales no han tenido éxito.

Un beneficio adicional es la capacidad de la EMT para mejorar los síntomas cognitivos. Los pacientes con fibromialgia a menudo experimentan problemas de memoria y concentración, conocidos como «niebla cerebral». La EMT podría ayudar a mitigar estos síntomas mediante la estimulación de las áreas del cerebro responsables de las funciones cognitivas.

El futuro de la EMT en el tratamiento de la fibromialgia

Aunque los resultados de la Estimulación Magnética Transcraneal en el tratamiento de la fibromialgia son alentadores, necesitamos más estudios para determinar los protocolos de tratamiento más efectivos. Futuros estudios deberán también explorar el uso de la EMT en combinación con otras terapias, como la Estimulación Transcraneal por Corriente directa – tDCS, para maximizar sus beneficios.

Además, la EMT podrá proporcionar información valiosa acerca de la naturaleza misma de la fibromialgia. A medida que los investigadores continúen explorando cómo esta terapia afecta al cerebro, podrían surgir nuevas ideas sobre los mecanismos subyacentes de esta enfermedad. De hecho, la fibromialgia ha sido durante mucho tiempo un enigma en el campo médico, con incertidumbres persistentes sobre sus causas y su mejor tratamiento. El creciente papel de la EMT no solo puede proporcionar alivio a los pacientes, sino también abrir nuevas vías de investigación y tratamiento.

Sin embargo, aunque los resultados de la investigación son prometedores, es importante recordar que la EMT no es una cura milagrosa. La fibromialgia es una enfermedad multifacética que requiere un enfoque de tratamiento multidisciplinar. La terapia farmacológica, la fisioterapia, la terapia cognitivo-conductual y las intervenciones centradas en el estilo de vida representan componentes cruciales del manejo de esta enfermedad. La Estimulación Magnética Transcraneal debe ser vista, a día de hoy, como un apoyo de gran valor a estas estrategias, pero no las reemplaza.

En resumen, la Estimulación Magnética Transcraneal es un tratamiento prometedor para la fibromialgia. Los estudios han demostrado su efectividad en el alivio del dolor y la mejora en los síntomas cognitivos y en la calidad de vida. Aunque todavía nos queda mucho que aprender acerca de cómo maximizar los beneficios de esta técnica, su potencial para el tratamiento de la fibromialgia es indiscutible. 

Pueden ayudarte


Trastornos de la Conducta Alimentaria. Cómo protegernos de un fenómeno en auge

Trastornos de la Conducta Alimentaria en Madrid: Consejos de psicólogos para protegernos

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) engloban una amplia gama de problemas relacionados con la alimentación y la preocupación por el peso, como son la Anorexia Nerviosa, la Bulimia Nerviosa y el Trastorno por Atracón. Aunque puede afectar tanto a hombre como a mujeres de todas las edades, suele afectar de forma más habitual a mujeres más jóvenes que a hombres (a este respecto, juegan un importante papel aspectos socioculturales que fomentan la vulnerabilidad de la mujer frente a estas enfermedades). Si bien se trata de patologías que pueden tener consecuencias muy graves para la salud física y mental de quienes las padecen, podemos fomentar actitudes que ayudarán a reducirlas. Aquí os ofrecemos algunas recomendaciones:

Promoción de la imagen corporal positiva

La insatisfacción con la imagen corporal es uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo de un TCA. Es fundamental enseñar a los más jóvenes que la belleza no se mide por la apariencia física y que tenemos mucho que ofrecer más allá de nuestra propia corporalidad. Si bien el exceso de peso supone también un problema de salud, debemos evitar una actitud excesivamente crítica con relación al sobrepeso y fomentar la validación de cualidades personales más allá de la imagen corporal. 

Fomentar una relación sana con la comida

Enseñar a los niños desde temprana edad a escuchar a su cuerpo y comer en respuesta a las señales de hambre y saciedad puede prevenir la aparición de un TCA. Las dietas restrictivas y el etiquetado rígido de alimentos como «buenos» o «malos» pueden favorecer el desarrollo una relación rígida con la comida. En su lugar, recomendamos promover el disfrute de una variedad de alimentos y fomentar la moderación en lugar de la restricción.

Educación nutricional

Una buena educación nutricional puede equipar a los jóvenes con el conocimiento necesario para tomar decisiones saludables acerca de la alimentación. Al asegurarnos de que los jóvenes comprenden la importancia de una dieta equilibrada podemos ayudarles a evitar los extremos (restricción y exceso).

Proporcionar apoyo emocional y fomentar la comunicación abierta

Los TCA a menudo se desarrollan como un medio para lidiar con las emociones difíciles y para generar una sensación de control en personas que sienten que no pueden controlar nada más en sus vidas. Al fomentar un ambiente en el que los niños y adolescentes se sientan cómodos y en el que puedan compartir sus emociones facilitaremos la identificación temprana de estos problemas. 

Promover el ejercicio por salud y placer, no para perder peso

Nuestros más jóvenes deben comprender que el ejercicio es una actividad de disfrute, no un castigo o una forma de compensar una ingesta excesiva de comida. Es importante enseñar a los niños que el ejercicio es una forma de cuidar su cuerpo, no una forma de controlar su peso.

Cuidado con los comentarios negativos sobre el cuerpo

Muchos jóvenes son vulnerables a los comentarios sobre su cuerpo, especialmente a lo largo de la adolescencia. Aunque no debemos fomentar ni ignorar el sobrepeso (que es también un problema de salud), es importante evitar los comentarios negativos o comparativos sobre el cuerpo de los jóvenes. Como comentábamos antes, es importante fomentar la confianza en uno mismo y tener muy claro que hay mucho valor en nosotros más allá de nuestro cuerpo, por lo que en cualquier caso somos merecedores de afecto y de respeto.

Promoción de la alfabetización mediática

En la era de las redes sociales, los jóvenes se ven constantemente expuestos a imágenes de cuerpos «ideales» (y en gran medida inalcanzables) que pueden fomentar la insatisfacción con la imagen corporal propia. La alfabetización mediática debe ayudar a los jóvenes a entender que estas imágenes a menudo no reflejan la realidad y están habitualmente retocadas. Asimismo, debemos recordar que lo que la gente cuelga en las redes sociales no es un reflejo de su vida habitual, sino aquello que quieren que veamos (lo que con mucha frecuencia está muy alejado de la vida real).

Procura ser un modelo a seguir

De poco sirve dar lecciones a nuestros jóvenes si no somos un ejemplo a seguir. Los adultos debemos dar un buen ejemplo al tener una relación sana con la comida y el ejercicio, y mostrar una aceptación positiva de nuestro cuerpo. Los comentarios despectivos sobre nuestro propio cuerpo acerca de la comida suelen ser muy perjudiciales para los más jóvenes, ya que contribuimos a trasladarles unos valores que terminarán por jugar en su contra al fomentar una actitud excesivamente autocrítica.

Supervisar el uso de Internet

Algunos foros y sitios web fomentan comportamientos alimentarios poco saludables y glorifican conductas claramente patológicas. Esta información puede resultar especialmente nociva a determinadas edades, como la adolescencia. Es importante estar al tanto de a qué páginas acceden los jóvenes y tener conversaciones abiertas sobre la información que encuentran.

Apoyo durante los períodos de estrés

Los momentos de transición y estrés, como el cambio de colegio o el paso a la universidad, pueden favorecer la aparición de los trastornos alimentarios. Durante estos periodos pueden sentirse especialmente inseguros y ser más vulnerables a la crítica. Asimismo, es más habitual que quieran recurrir a una imagen corporal que perciben como positiva para obtener la aprobación y la admiración de los demás. Durante estos períodos, es importante proporcionar apoyo adicional y recordar a los jóvenes que está bien buscar ayuda.

Pide ayuda cuando sea necesario

Si sospechas que un joven puede estar desarrollando un TCA, no dudes en buscar la ayuda de un profesional de la salud mental. Cuanto antes se intervenga, más fácil será tratar el trastorno y prevenir las consecuencias a largo plazo.

La prevención de los TCA requiere de un enfoque global que incluya aspecto educativos, el apoyo emocional y el fomento de una relación sana con la dieta y el ejercicio. Recuerda que cada individuo es diferente, y lo que funciona para uno puede no funcionar para otro. Lo más recomendable es cultivar un entorno de apoyo y comprensión, donde cada persona pueda encontrar espacio para su propio desarrollo individual.

Estas estrategias pueden contribuir a reducir el riesgo de desarrollar un TCA, pero no suponen una garantía. Recuerda que estos trastornos son serios y pueden tener consecuencias graves para la salud. Si sospechas que tú o alguien que conoces puede estar lidiando con un trastorno alimentario, es importante buscar ayuda de un profesional de la salud. La detección temprana y el tratamiento pueden marcar una gran diferencia en la recuperación.

Pueden ayudarte


¿Cómo puedo ayudar a un ser querido con un trastorno psicótico?

Apoyando a un ser querido con trastorno psicótico: Guía de psiquiatras en Madrid

Los cuadros psicóticos constituyen un grupo de trastornos mentales potencialmente graves que se caracterizan por una alteración de la experiencia y del pensamiento y que pueden incluir ideas delirantes, alucinaciones y alteraciones del comportamiento. Aunque estos diagnósticos suelen asustar mucho a los pacientes y a sus familiares, en gran parte de los casos el pronóstico puede ser muy bueno si se ponen en marcha los mecanismos terapéuticos necesarios.

La evolución funcional de las psicosis depende, en gran medida, de la atención que se proporcione en los primeros años después del inicio de los síntomas. Es por este motivo que resulta fundamental facilitar el acceso rápido a una atención especializada, para realizar una evaluación detallada y establecer plan global de tratamiento lo antes posible. En la medida de los posible, estas intervenciones suelen incluir el tratamiento farmacológico, el apoyo psicológico (la orientación cognitivo-conductual ha demostrado ser especialmente útil), la terapia familiar, la mejoría en las habilidades sociales y la terapia ocupacional. Sin embargo, no siempre resulta sencillo apoyar a una persona que está experimentando un trastorno de esta naturaleza, ya que con frecuencia no son conscientes de lo que les sucede y no quieren recibir ayuda. En este sentido, algunos de los síntomas más frecuentes de los trastornos psicóticos influyen directamente en la relación de la persona afectada con su entorno más inmediato. Así, la alta carga emocional y la intensidad de las vivencias de quien padece un trastorno psicótico pueden dificultar el acercamiento a otras personas para recibir ayuda. Por otra parte, tanto el temor al estigma como el miedo asociado a comentar lo que les sucede contribuyen a dificultar una atención adecuada.

Recomendaciones generales

A continuación, presentamos una serie de recomendaciones generales en torno a las posibilidades de ayuda hacia un ser querido que está experimentando síntomas psicóticos:

Este tipo de experiencias suelen percibirse con un alto nivel de angustia por la persona que las sufre, por lo que el acercamiento no debe ir dirigido hacia las características concretas de su vivencia o su adecuación o no a la realidad (es decir, si es real o no lo que le sucede), sino desde un acompañamiento que se centre en cómo siente la persona sus vivencias, cómo le están afectando a diferentes niveles (en la relación con los demás, en su actividad diaria, en sus hábitos de salud, etc.), y en escuchar activamente los motivos de su angustia o malestar. Ayudar desde las dificultades para dormir, desde las dificultades en el desempeño de la actividad laboral o académica, o desde la angustia generada por un posible peligro suele provocar una respuesta más favorable que desde la negación de sus experiencias o la comprobación de que lo que le sucede no es real (aunque nos resulte extraño, para ellos es absolutamente real y es, por definición, convencerles de lo contrario). La confrontación suele ser poco eficaz en estos casos y puede favorecer la minimización u ocultación de síntomas por miedo a la estigmatización o al rechazo.

Los familiares de las personas que sufren síntomas psicóticos por primera vez se encuentran en una situación que nunca habían previsto y ante la cual les resulta difícil saber cómo actuar. Es fundamental hacerles parte activa del tratamiento y de la recuperación de sus seres queridos. Resulta de gran utilidad que los familiares reciban información clara y adecuada a su comprensión sobre lo que está sucediendo. El asesoramiento sobre las dificultades específicas y concretas de cada caso puede ser muy eficaz de cara a facilitar un acceso a la atención médica de la persona sufriente lo antes posible.

Una comunicación clara y transparente es fundamental. Las personas que aquejan este tipo de experiencias en una fase aguda pueden sentirse bajo ciertas amenazas, en el foco de muchas miradas, y sensibles a los movimientos e intenciones de los demás, incluyendo las de sus seres queridos más cercanos. Manifestar honestamente la preocupación por la persona que sufre y la recomendación de buscar ayuda, sin giros o maniobras poco claras que puedan contribuir a la desconfianza del afectado, es una actividad esencial en estos casos. El establecimiento de una adecuada interacción entre el equipo profesional, los pacientes y sus familiares, favoreciendo una circulación de la información en la que la persona que sufre se sienta parte activa y confiada, facilita la vinculación y la aceptación del tratamiento. Facilitar la comunicación en un entorno seguro, con personas de máxima confianza, sin exigir una respuesta mediante ultimátum o bajo presión, son otras de las estrategias recomendadas.

Por último, es recomendable preguntar a su familiar o amigo cómo puede serle más útil. Favorecer la implicación activa de la persona que sufre en su problema, a través de pequeñas medidas iniciales (acompañamiento, apoyo en actividades cotidianas, favorecer espacios para que la persona manifieste lo que le ocurre) es un primer paso para identificar necesidades de ayuda. Como familiar, puede resultarle útil obtener apoyo para hacer frente a sus propias dificultades, ya sea a través de terapia psicológica o del apoyo entre iguales (para esto resultan especialmente recomendables los grupos multifamiliares), donde puede hablar con otras personas que atraviesan situaciones similares.


Cómo Ayudar a un Ser Querido con un Trastorno Obsesivo Compulsivo

Cómo Ayudar a un Ser Querido con un Trastorno Obsesivo Compulsivo

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) es un trastorno de ansiedad que se caracteriza por pensamientos intrusivos, recurrentes y obsesivos, así como por comportamientos compulsivos. Estos síntomas pueden causar angustia y afectar negativamente la calidad de vida de quienes lo padecen. Si tienes un ser querido que sufre de TOC, es fundamental brindarle apoyo y comprensión para ayudarle a superar este desafío. En este artículo exploraremos difernetes consejos para ayudar a alguien con TOC en su camino hacia la recuperación.

Infórmate sobre el TOC

El primer paso para ayudar a un ser querido con TOC es buscar información acerca de este trastorno. Aprende acerca de los síntomas, sus causas y los tratamientos disponibles. Comprender cómo afecta la vida diaria de una persona te permitirá ofrecer un apoyo más efectivo y compasivo. Hay muchos recursos en línea y libros disponibles que pueden ayudarte a obtener información valiosa sobre el TOC.

Escucha con empatía

Ofrece un oído atento y comprensivo, sin juzgar. Permite que la persona hable sobre sus preocupaciones y miedos sin intentar solucionarlos de inmediato. A veces, solo escuchar puede ser de gran ayuda. Asegúrate de validar sus sentimientos y mostrar empatía por lo que están experimentando. Esto puede ayudar a fortalecer vuestra relación y hacer que la persona se sienta más cómoda compartiendo sus pensamientos contigo.

Fomenta el tratamiento adecuado

Uno de los aspectos más importantes en la recuperación de un ser querido con TOC es animarlos a buscar tratamiento profesional. La terapia cognitivo-conductual (TCC), en particular, la terapia de exposición y prevención de respuesta (EPR), ha demostrado ser eficaz en el tratamiento del TOC. Además, en algunos casos, se pueden recetar medicamentos para aliviar los síntomas. Alienta a tu ser querido a consultar a un profesional de la salud mental para discutir sus opciones de tratamiento.

Trabaja tu paciencia

La recuperación del TOC lleva tiempo y esfuerzo. Es esencial que muestres paciencia y comprensión mientras tu ser querido trabaja en superar sus obsesiones y compulsiones. Habrá momentos en los que puedan sentirse frustrados o desanimados y tu apoyo será fundamental para mantener su motivación. Acepta que el proceso de recuperación puede tener altibajos y no le presiones para que mejore rápidamente.

Establecer límites saludables

Aunque es importante apoyar a tu ser querido, también debes establecer límites saludables para ti mismo. No permitas que sus compulsiones controlen tu vida o la dinámica familiar. En lugar de involucrarte en sus rituales compulsivos, anima a la persona a enfrentar sus miedos y a resistir la compulsión. Esto puede ser difícil al principio, pero es un paso necesario para la recuperación. 

Cuídate a ti mismo

Ayudar a un ser querido con TOC puede ser emocionalmente agotador. Asegúrate de cuidar también de ti mismo y de tu bienestar emocional. Busca el apoyo de amigos, familiares o profesionales si te sientes abrumado o estresado. Mantén un equilibrio en tu vida, participando en actividades que disfrutes y asegúrate de cuidar tu salud física y mental.

En definitiva, ayudar a un ser querido con TOC puede suponer un desafío, pero tu apoyo y comprensión pueden marcar una gran diferencia en su vida. Asegúrate de informarte acerca del trastorno, escuchar con empatía, fomentar el tratamiento adecuado, procura ser paciente y comprensivo, establecer límites saludables y cuídate a ti mismo en el proceso. Al hacerlo, estarás proporcionando un entorno propicio para la recuperación y ayudando a tu ser querido a manejar mejor sus dificultades.


Mitos y Realidades acerca de la Medicación Antidepresiva

Medicación Antidepresiva en Madrid: Mitos y realidades según psiquiatras expertos

Cuando hablamos acerca de la medicación antidepresiva, la información errónea con frecuencia prevalece sobre los hechos científicamente validados. Esto puede causar confusión, miedo y, con cierta frecuencia, un rechazo innecesario de un tratamiento que podría ser beneficioso. Desmitificar estos prejuicios es en ocasiones fundamental para poder recuperar una buena salud mental. A continuación, exploramos algunos de los mitos más comunes y presentamos la realidad basada hechos científicos.

Mito 1: Los antidepresivos son adictivos

Realidad: Los antidepresivos no son sustancias adictivas. No provocan un deseo compulsivo de consumo ni tampoco síndrome de abstinencia en el sentido tradicional. Si bien algunas personas pueden experimentar síntomas de discontinuación si dejan de tomarlos abruptamente, esto es diferente a la adicción. Los antidepresivos deben ser interrumpidos gradualmente bajo supervisión médica.

Mito 2: Los antidepresivos cambiarán tu personalidad

Realidad: Los antidepresivos no alteran quién eres como individuo. Su objetivo es aliviar los síntomas de la depresión y favorecer una “analgesia emocional”, permitiéndote funcionar de manera más eficaz y sentirte más como tú mismo. En lugar de cambiar tu personalidad, estos medicamentos te ayudan a recuperar tu capacidad para disfrutar de la vida, trabajar y mantener relaciones sanas.

Mito 3: Si tomas antidepresivos una vez, tendrás que tomarlos para siempre

Realidad: No todas las personas necesitarán medicación a largo plazo. Muchas personas toman antidepresivos durante un período específico y luego, bajo la orientación de su médico, pueden dejar de tomarlos una vez que su salud mental mejora. De hecho, la recomendación más habitual es la de mantener el tratamiento durante unos 6 meses a partir de la mejoría sintomática para suspenderlos posteriormente. Sin embargo, para algunas personas con depresión crónica o recurrente, un tratamiento a largo plazo puede ser necesario para mantener los síntomas bajo control.

Mito 4: Los antidepresivos son "felicidad en una píldora"

Realidad: Los antidepresivos no crean una euforia artificial o una sensación constante de felicidad. Su función principal es ayudar a regular los desequilibrios químicos en el cerebro que están relacionados con los síntomas depresivos. No eliminan las emociones, sino que ayudan a que las emociones negativas no sean tan abrumadoras, facilitando la recuperación emocional.

Mito 5: Los antidepresivos son una solución rápida para la depresión

Realidad: Los antidepresivos no proporcionan un alivio instantáneo. A menudo, pueden tardar varias semanas en comenzar a tener efecto. Además, no son una solución por sí solos. Funcionan mejor cuando se combinan con la psicoterapia.

Mito 6: Si los antidepresivos no funcionan inmediatamente, no funcionarán en absoluto

Realidad: Es importante tener paciencia al comenzar a tomar antidepresivos. Puede llevar hasta 6 semanas para que los efectos completos se hagan evidentes. Si un medicamento no está funcionando después de este período, o si los efectos secundarios son intolerables, hay muchas otras opciones disponibles. Nunca debes desanimarte; cada individuo responde de manera diferente a la medicación, y puede llevar algún tiempo encontrar la dosis y el tipo correctos para ti.

Mito 7: Los antidepresivos son solo para casos extremos de depresión

Realidad: Los antidepresivos no están reservados solo para casos severos de depresión. También pueden ser útiles para formas moderadas y leves de depresión, especialmente cuando otros enfoques como la terapia y los cambios de estilo de vida no han sido suficientemente efectivos. Por otra parte, los antidepresivos se utilizan también para tratar otras patologías, como los Trastornos de Ansiedad, el Trastorno Obsesivo-Compulsivo, el Trastorno por Estrés Postraumático, algunos Trastornos de la Conducta Alimentaria, etc. 

Mito 8: Los antidepresivos engordan

Realidad: Aunque el aumento de peso puede ser un efecto secundario de algunos antidepresivos, no todos los medicamentos tienen este efecto, y cuando se presenta, no siempre es significativo. Si el aumento de peso es una preocupación, se debe hablar con el médico sobre la elección de un medicamento que tenga menos probabilidades de causar este efecto secundario.

En conclusión, al igual que cualquier decisión relacionada con la salud, la elección de tomar medicamentos antidepresivos debe basarse en una cuidadosa consideración de los beneficios y riesgos asociados. Es fundamental que esta decisión se tome con la ayuda de un profesional de la salud mental capacitado. Debemos recordar que cada persona es única y que lo que funciona para unas personas puede no funcionar para otras. Desmitificar los conceptos erróneos es el primer paso para eliminar el estigma asociado con la medicación antidepresiva y ayudar a más personas a buscar el tratamiento que necesitan.


Adaptando las Evaluaciones Neuropsicológicas a los Nuevos Tiempos

Adaptando las Evaluaciones Neuropsicológicas a los Nuevos Tiempos

El Papel de la Realidad Virtual en las Evaluaciones Neuropsicológicas

En la era digital la tecnología se ha entrelazado intrínsecamente con nuestra vida cotidiana, modificando profundamente la forma en que interactuamos, trabajamos y aprendemos. Un campo en el que la tecnología ha tenido un particular impacto es el de neuropsicología. La aparición de sistemas innovadores, como Nesplora, ha revolucionado el proceso de evaluación neuropsicológica, ofreciendo una serie de ventajas de gran valor.

Las ventajas de la evaluación neuropsicológica basada en Realidad Virtual

Nesplora es una empresa pionera que ha creado una serie de herramientas de evaluación neuropsicológica basadas en Realidad Virtual (RV). Estas herramientas están diseñadas para proporcionar una evaluación más precisa de diversas áreas cognitivas, como son la atención, la memoria y la función ejecutiva. Pero ¿qué ventajas reales ofrece Nesplora en la evaluación neuropsicológica?

Primero, la RV proporciona un entorno de evaluación más inmersivo y realista. A diferencia de las pruebas tradicionales de lápiz y papel, que pueden parecer abstractas y desconectadas de la vida real, las pruebas de Nesplora recrean situaciones cotidianas que los individuos pueden encontrar en su vida diaria. Esto puede llevar a resultados de evaluación más precisos y relevantes, ya que las pruebas se llevan a cabo en un entorno que refleja más fielmente el mundo real.

Por otra parte, la RV puede aumentar la motivación y la participación del paciente. Las pruebas neuropsicológicas pueden ser largas y agotadoras, lo que puede disminuir la motivación del paciente y, por lo tanto, afectar los resultados de la prueba. Sin embargo, las pruebas de RV son interactivas y atractivas, lo que puede hacer que la experiencia de evaluación sea más agradable y estimulante para los pacientes. 

Otra ventaja clave de Nesplora es su capacidad para proporcionar medidas objetivas y cuantitativas. Las pruebas desarrolladas por Nesplora capturan una gran cantidad de datos durante la evaluación, lo que permite un análisis detallado y preciso del rendimiento del paciente.

Además, Nesplora puede ofrecer una evaluación más completa de las habilidades cognitivas. Muchas pruebas neuropsicológicas tradicionales se centran en una sola función cognitiva, como la memoria o la atención. Sin embargo, las pruebas de Nesplora están diseñadas para evaluar varias áreas cognitivas a la vez, lo que puede proporcionar una imagen más completa del funcionamiento cognitivo del paciente. La capacidad de Nesplora para evaluar múltiples dominios cognitivos simultáneamente es un avance significativo en la neuropsicología. Al proporcionar una imagen más holística del funcionamiento cognitivo del paciente, las intervenciones pueden ser más personalizadas y, por lo tanto, más efectivas. Las implicaciones de esta ventaja son inmensas, ya que puede permitir a los profesionales abordar las necesidades cognitivas de sus pacientes de una manera más integral y efectiva.

Por último, este sistema puede ser resultar útil para evaluar a los pacientes más jóvenes. Los niños pueden tener dificultades para comprender y participar en las pruebas neuropsicológicas tradicionales. Sin embargo, la RV es intuitiva y atractiva para los niños, ya que la realidad virtual tiene un atractivo particular para las generaciones más jóvenes, que están más familiarizadas con la tecnología. Como resultado, las evaluaciones pueden ser menos intimidantes y más atractivas para ellos, lo que aumenta la probabilidad de obtener una representación precisa de su funcionamiento cognitivo.

Interpretación de los datos por parte de un profesional

A pesar de todas las ventajas descritas, debemos recordar que la tecnología no reemplaza la habilidad y el juicio clínicos del neuropsicólogo experimentado. Las evaluaciones desarrolladas por Nesplora son herramientas que pueden potenciar la práctica clínica, pero no pueden sustituir la experiencia y el conocimiento del clínico. La interpretación de los datos de la prueba, la integración de los resultados con la historia clínica y el desarrollo del plan de tratamiento apropiado siguen dependiendo del profesional.

En definitiva, la integración de tecnologías como Nesplora en la evaluación neuropsicológica abre un mundo de posibilidades. Nos encontramos actualmente en un punto de inflexión emocionante en el campo de la neuropsicología, donde la fusión de la tecnología y la ciencia mejorará la atención que prestamos a nuestros pacientes. Con su enfoque innovador, Nesplora se encuentra a la vanguardia de esta revolución, transformando la evaluación neuropsicológica para el mundo digital de hoy.

Pueden ayudarte